jump to navigation

Amenaza 10 febrero 2010

Posted by Lucerillo in Nacional, Política, Regional, Sociedad, Sucesos.
Tags: , , , , , ,
3 comments

Hace unos días salió una noticia que no dejó de asombrarme a pesar de que la intolerancia está a la orden del día.

El tema viene que una mujer de origen marroquí, afincada en un pueblo de la costa tarraconense llamado Cunit, está amenazada desde hace un año aproximadamente por el imán de esta población y su familia por no considerarla una buen representante (¿del islam? ¿de la comunidad islámica?) ante los estamentos públicos y por no llevar velo.


Velo Islámico - Hijab

Fatima Ghailan trabaja de mediadora en el Ayuntamiento de Cunit, la han acusado de ser una mala musulmana por no tener velo, tras recibir estas amenazas por parte de del Imán Mohammed Benbrahim y allegados (amigos y familia). Esta marroquí lleva más de 20 años en España y está plenamente integrada en nuestra sociedad. Su labor consiste en mediar entre diferentes estamentos, sobre todo públicos, y la comunidad islámica. Intenta hacer comprender a las dos partes las necesidades e intenta que se entiendan. Dicen que esta faena la hacía anteriormente el Imán. Bueno, ¿y qué mal hace entonces que haya una persona que se dedique sólo a eso y que no esté influída por la religión? Es como deben ser los moderadores: NEUTROS.

Evidentemente alguien que está en un extremo no puede ser imparcial, ni siquiera puede juzgar si algo es correcto o no porque, como siempre he defendido en este blog, el extremismo conlleva la violencia en algún grado y también comporta una valoració equívoca de todo lo que rodea a esa persona. En este caso una familia de musulmanes, parece que no del todo integrados en nuestra sociedad, agrede a otra musulmana porque no les parece bien su actuación. Quisiera recordar a esta familia de intransigentes que no estamos en su país, donde las mujeres son lapidadas por adúlteras, asesinadas  gracias a los llamados  “crímenes de honor” por salir con chicos y perseguidas por querer huir de sus maltratadores. Esto no es ni Marruecos, ni Algeria, ni Túnez, ni siquiera Turquía. Señores, esto es España un país aconfesional, que quiere decir que el Estado no tiene ninguna confesión religiosa y la religión mayoritaria es la católica. Veis cómo los católicos (evidentemente no entro en extremismos) respetan otras formas de practicar la religión, veis que os respetan a vosotros pertenecientes a una religión distinta así que os recomiendo tomar su ejemplo.

Como todas las religiones tienen cosas buenas y cosas malas. En principio (al principio de todo) tanto la Biblia, como la Torá, como el Corán fueron una serie de reglas sociales para unir a un grupo de personas y poder poner un modo de vivir, respetar al prójimo. Y la prueba más clara que podeis encontrar están en los Diez Mandamientos. Evidentemente han variado a lo largo de los siglos y las interpretaciones que se les han querido dar, pero es una forma fácil de saber que la religión en su principio servía para unificar a la sociedad con unas reglas comunes (a falta de legislación propiamente dicha).

Así que, se puede entender perfectamente que las religiones pueden actuar para la gente necesitada (en muchos de sus significados) y que puede hacer perfectamente una acción social directa a la comunidad que sigue esa religión. Pero de ahí a la extorsión va un paso. Los extremitas en este país no deberían tener cabida. La misma intolerancia que demuestran con sus fieles puede verse reflejada en ellos mismos por los habitantes del país donde se viven. Con una diferencia: en el primer sentido nadie sabe nada y nunca pasa nada, al fin y al cabo “pasa entre ellos” y la segunda es tildada de xenófoba aunque a la práctica, viene a ser lo mismo.

Lo más sorprendente de este caso que tratamos (el de Fatima), viene a ser la no-intervención de la Alcaldesa de Cunit que ve cómo una de sus trabajadoras es amenazada por unas personas mínimamente integradas que obligan a sus mujeres a quedarse en casa y no las dejan tener contacto con el resto de personas (¿será para que no se “contaminen” de las ideas menos restrictivas de la sociedad española?) y la Alcaldesa sigue sin hacer nada. ¿Lo hará por el bien de la comunidad islámica? ¿No se da cuenta esta mujer que están acosando a una de sus trabajadoras? (porque Fátima trabaja para el Ayuntamiento, luego la Alcaldesa es su jefe)

En casos así, la justicia debe intervenir (como ya ha hecho) antes de que pase algo de lo que el Ayuntamiento tendría parte de culpa por no proteger y mediar ante el conflicto. Que rehúya el problema de esa forma tan descarada me da solo una cosa a entender: que la Alcaldesa, que debería preocuparse por sus conciudadanos, no lo hace. Y eso es insultante para el pueblo, que ha escogido en votación a su representante. ¿Conflicto social? Ese imán es conflictivo y, si crea problemas, deben solucionarse. Si la solución pasa por un arresto así sea. Defender lo indefendible bien podría parecer de cobardes por las consecuencias.

Espero que todo se resuelva a favor de Fatima y, que esto sirva de lección, para que no se vuelva a repetir su caso en ninguna persona más.

La religión es excelente para mantener callada a la gente común” – Frank Zappa

Anuncios