jump to navigation

Sin perdón 22 enero 2010

Posted by Lucerillo in Personal, Sociedad, Sucesos.
Tags: , , , ,
2 comments

Esto es un post dedicado a todas aquellas personas que maltratan a un animal, sea cual sea. Las imágenes que vi el lunes por televisión de un hombre pegando sin cesar a su perro, o las noticias (por ejemplo esta, donde un juez retira la custodia de un perro por maltrato , o esta, donde se condena a prisión a 3 personas, por matar a un perro por venganza) que de vez en cuando nos hacen tomar dura conciencia de lo poco valorados que están los animales, dentro de la conciencia de algunos degenerados, me provocan que escriba, con indignación, contra esas personas sin sentimiento hacia el sufrimiento.

“¿Que le haces?, ¿que culpa tiene él que tú seas así?, lo único que pide es que pares, ¿no lo oyes llorar?, ¿no sientes los golpes en su piel?, ¿cómo puede ser, que seas así? ¿¡Cómo!?

Estás tan desquiciado que no puedes hacerle otra cosa a un animal indefenso. Lo subestimas, él te podría arrancar la mano de un bocado, pero tu violencia y tu falta de estima le cohíben y se repliega ante cada palo que le cae. No entiendes que para él no hay otro cielo, ni otra gloria. Que tú eres su amo y señor, el sol que le guía, que por tí mataría y tú lo apalizas sin cesar. Su llanto se me clava en el alma, eso que tú no tienes, suplica por un poco de piedad, y nunca llega; y solo desea que se acaben los golpes, que se acabe el maltrato, y se acerca a ti de nuevo esperanzado en ese cambio que nunca llega.

Vacío por dentro, crees que nadie te entiende: solo es un animal, comprarás otro igual, a cambio, tú estás en bancarrota con deudas que te ahogan y por las que trabajas, bebes y pegas. Estás acabado, te han juzgado pero esta es mi sentencia para ti: sin un día de descanso, pensar en lo mal que has hecho, en el mal que has hecho, tanto en ti, como en tu mascota, como en las personas que te rodean. Sufrir, como tu perro, tu gato o tu loro han sufrido, tus maltratos continuos, tu propia medicina. Esperar a la esperanza, para que se solucionen las cosas y que nunca, nunca pase. No te deseo ningún mal. Sólo que aprendas: que un animal tiene sentimientos, siente el dolor igual que tú. Que para él un latigazo significa tanto como si a ti te lo diesen tus hijos. Un animal no es un juguete al que se puede manejar como se quiera, no es un objeto inerte, se mueve, siente, escucha, huele, y también sabe.

Hombre cruel y vil, solo te deseo tus propios actos y que aprendas, a que la crueldad y los malos tratos hacia un animal que solo espera de ti cariño es un insulto a la inteligencia humana.  No tienes perdón.”

El hombre no debe compasión a los animales, sino justicia.  – Arthur Schopenhauer

Falta de cariño